Image Blog

Muchas personas hoy en día cuestionan el porqué de sus motivos, el porqué de sus decisiones y el porqué de sus bloqueos, sin embargo, pocas  son conscientes de su carga histórica y el rol que  esta juega en quienes son hoy.

A lo largo de nuestra vida acumulamos diferentes experiencias que poco a poco moldean la construcción de nuestros rasgos y personalidad, dependiendo de nuestras reacciones a estas y lo mucho o poco que alteren nuestra cotidianidad. Sin embargo, algunas situaciones son más complejas y emocionalmente más desgastante que otras, al punto de intrincarse en nuestros pensamientos y cambiar radicalmente nuestro ser;  y es en este momento donde podemos tomar una decisión trascendental: una sería permitir que se cree el escenario perfecto para que se instauren miedos y complejos (los cuales se convertirán en bloqueos autoimpuestos en situaciones futuras), y la segunda, es entender que no todo lo podemos controlar, transformar esta situación en una oportunidad de aprendizaje y construir un yo más positivo partiendo de mi reacción.

Es así como progresivamente nos volvemos artífices de nuestra realidad, de las emociones con las que deseamos resonar y de la persona que deseamos ser para nosotros mismos y para los demás. Siempre que cuestiones tus porqué mira hacia atrás, honra lo que eres hoy pero observa detenidamente si frente a ti se encuentra un problema que ya has enfrentado y por ende, una oportunidad de cambio y mejora, mantén en mente que siempre tenemos el poder interno de respondernos ¿Quién voy a ser hoy?

Valentina Díaz Álzate

Psicóloga 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..