Image Blog

En algún momento de nuestra vida, comenzamos a tomar conciencia sobre aspectos internos que nos generan malestar, que rechazamos, que afectan nuestra manera de relacionarnos y que de alguna manera se convierten desafíos que asumir y retos que enfrentar.

Estos aspectos podemos reconocerlos de acuerdo al grado de incomodidad o incapacidad que se empiezan a manifestar en nuestra cotidianidad y en las diferentes áreas de nuestras vidas; estos rasgos tienen que ver con la manera en la que nos percibimos a nosotros mismos, a los demás y al mundo; y están constituidos por emociones, pensamientos, creencias y actitudes que nos llevan a sentir y a actuar desde ese lugar.

Empezar a trabajar estos aspectos que pueden estar ligados a una dificultad para manejar las emociones, la falta de seguridad y de confianza, algun sintoma fisico, conflictos en la manera de relacionarnos, entre otros; es importante hacernos conscientes de las creencias que hemos absorbido en la infancia y que de alguna manera influyen en nuestra manera de percibirnos y percibir lo que sucede a nuestro alrededor. solo la conciencia y la aceptación ante eso que nos genera malestar nos brinda la posibilidad de reconocer el aprendizaje de esto para nuestras vidas y así poderlo transformar.

Hay ciertos aspectos que pueden estar relacionados con patrones que hemos aprendido y repetido durante mucho tiempo, que posiblemente hemos trabajado conscientemente durante algún tiempo y que aún sintamos que no logramos transformarlo totalmente…. y tal vez podemos preguntarnos ¿qué pasa en mi que aun no logro cambiarlos por completo? ¿Que pasa que en ciertas situaciones sigo reaccionando de la misma forma que me genera tanto malestar?... Ante esto podemos decir que hay situaciones que se convierten literalmente en un reto de toda la vida, pues son esos aspectos que más nos cuestan, que más nos confronta y que más nos generan malestar de los que necesitamos ser plenamente conscientes y trabajarlos cada dia, pues son estos lo que nos generan el impulso y la motivación para continuar nuestro camino de crecimiento personal, es por esto que es tan importante reconocer el valor de mirarnos a nosotros mismos, reconocer esos aspectos, situaciones y emociones que nos limitan para ir dando pasos, para construir la persona que queremos ser…. recordando que nunca somos un producto terminado, que siempre estamos en constante transformación y cambio, y cada reto y cada desafío de la vida se convierten el el motor que nos impulsa a avanzar en nuestro camino de desarrollo personal.

Laura Coy Molina

Psicóloga Integral

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..