Image Blog

Por lo general, los inicios de año vienen acompañados, de nuevos propósitos metas y objetivos, que van dirigidos al querer mejorar en distintas áreas, como la salud, la alimentación, el trabajo, las relaciones, así como todo lo material que queremos conseguir; y muchas veces iniciamos queriendo hacer y hacer para lograr aquello que nos proponemos.

En algún momento te has preguntado que es mucho mejor centrarse en ser y en sentir y fluir con lo que la vida te trae que en hacer para controlar todo lo que pasa? ¿Que tal si tu propósito de año nuevo es estar presente para fluir con todo lo que te va trayendo la vida? ¿Que tal si te dejas sorprender?

Dejarnos sorprender por la vida implica aprender conectarnos con la magia del presente para ser conscientes de nosotros mismos y de la vida que sucede a nuestro alrededor, y esto se logra aprendiendo a reconocer nuestros pensamientos, nuestros estados emocionales, nuestras maneras de relacionarnos y de percibir el mundo que habitamos; lo que nos impide centrarnos en el aquí y el ahora son las creencias que hemos construido a lo largo de nuestras vidas y que nos han limitado e impedido ser nosotros mismos, es por esto que en este momento, justo atravesando estos primeros días del año que necesitamos ser conscientes de la importancia de soltarlas y abrirnos a las experiencias que nos está trayendo la vida y a todas las posibilidades que se nos van presentando en cada instante.

Como seres humanos tenemos la capacidad de conectarnos son el presente, soltando las expectativas y las metas sofocantes que aparecen en algunos momentos, esta actitud de presencia nos brinda la posibilidad de vivir nuestras vida si luchar con lo que nos sucede, es decir fluyendo con cada una de las experiencias que van apareciendo en nuestro camino, más que buscando razones sintiendo eso que sucede.

Recordemos que no es lo que nos sucede lo que nos afecta, sino la actitud con la que afrontamos eso que nos sucede; por eso te invitamos a hacerte consciente de ti mismo, de la manera en la que reaccionas ante esos eventos que no eliges, pues es desde esta actitud que todo cambia… permítete unirte al movimiento de la vida sin lucha, es decir fluyendo de forma más natural con todo lo que experimentas...

No es que no sea importante fijarte metas de crecimiento personal y profesional, pero es importante dejarte sorprender por la vida y tomar acciones que te permitan vivir de una manera más simple y menos controlada… pregúntate entonces cuál es el movimiento al que te está invitando la vida hoy y síguelo de forma natural, empoderándote de ti mismo, de tus ideas y emociones rescatando el poder de la flexibilidad que te permite vivir más intensamente desde la simpleza de cada experiencias, conectándote con lo que eres y eligiendo una actitud activa y receptiva para afrontar lo que la vida te vaya trayendo.

Laura Coy Molina

Psicóloga Integral

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..