Image Blog

“Aplazar una cosa fácil hace que sea difícil. 

Aplazar una cosa difícil la hace imposible.”

~ George Claude Lorimer

La procrastinación o postergación hace referencia a la costumbre de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse sustituyéndolas por otras más irrelevantes o agradables.


¿Alguna vez te has preguntado por qué o para qué aplazamos lo que tenemos que hacer?


La postergación es una conducta que está asociada al miedo al dolor o a la incomodidad de hacer algo por lo cual, elegimos consciente o inconscientemente evitar llevarlo a cabo para no hacernos cargo de las consecuencias que dicha acción pueda producir.


En la mayoría de las circunstancias, aplazamos y evitamos como decíamos anteriormente para no enfrentarnos a alguna situación o a las consecuencias que esto podría traer, por miedo a no hacerlo bien, a fracasar, a ser criticados o a no llenar las expectativas propias o de los demás, también existe el deseo infantil a que las cosas se solucionen solas para no hacernos cargo ni responsabilizarnos de nosotros mismos y de nuestras elecciones.


Dejar pasar el tiempo sin hacer lo que sabemos que necesitamos hacer de cierta manera nos inmoviliza y nos llena de ansiedad, pues dicen por ahí que si uno no se mueve en la vida, la vida nos mueve y nos lleva a tomar la decisión en algún momento, y ahí ya no hay de otra, pues nos toca enfrentarlo y la sacudida puede llegar a ser más fuerte y dolorosa que si se toma la decisión a tiempo. Lo que sucede es que muchas veces nos encontramos en nuestra zona de confort, esa zona donde todo es conocido y así nos genere angustia preferimos estar ahí, que hacernos cargo.


Aplazar nos quita energía, nos genera sensación de fatiga, nos resta eficiencia y productividad, no solo a nivel laboral sino en todas las áreas de la vida porque es tener situaciones inconclusas, decisiones por tomar, y conversaciones que completar. Al tener cosas pendientes nos sentimos dispersos, nos sumimos en cosas irrelevantes, que nos desconectan de nosotros mismos, de nuestros sueños perdiendo así el foco de lo que es realmente importante; aplazar es estar en deuda con la vida.


En visión Integral te ayudamos a encontrar las razones por las cuales postergas para así enfocarte en lo que deseas.

Laura Coy Molina

Psicóloga Integral

Comunícate: 3222105 - 3012205434

www.visionintegral.org

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..