Image Blog

Hay momentos en la vida, en los que para sentirnos útiles, valiosos y reconocidos, dejamos de ser quienes somos y nos enfocamos en cumplir las expectativas de los otros creyendo que su opinión puede ser más valiosa que la nuestra… en ese proceso de sentirnos aceptados y aprobados por el otro, comenzamos a ser como alguien más para sentirnos mejor, con nosotros mismos y con los demás, y aunque en la superficie esto pueda parecer real, en realidad nos estamos negando a nosotros mismos, lo cual con el paso del tiempo comienza a sentirse y a reflejarse; así mismo puede llegar a ser desgastante porque, nunca llegarás a ser otra persona diferente a la que ya eres,  incluso puedes sentir que no es suficiente lo que haces, para lograr “encajar” o sentirte aprobado, y de repente te das cuentas que estás viviendo en una mentira; esto comienzas a sentirlo cuando ya no te sientes bien esforzándote tanto para ser visto o reconocido y tal vez puedas empezar a hacerte consciente de esto por algunos síntomas que pueden ir apareciendo, como la falta de energía, la tristeza profunda y la sensación de vacío.

Encontrar nuestro valor personal, implica en un primer momento darte cuenta que eres tan valioso como los demás, ya que cada quien a su manera tiene su propio valor, que es perfecto tal como es… el siguiente paso es aprender a reconocer y a recordar quienes somos en realidad, y quienes éramos antes de ponernos tantas máscaras encima de nuestro rostro para ser aceptados. Si tal vez hemos pasado mucho tiempo fingiendo ser quien no somos y nos hemos olvidado a tal punto que no podemos reconocernos, el paso a seguir es comenzar a re-construirnos, ya que en cada instante tenemos la posibilidad de hacerlo.

Puedes estar preguntándote y ¿Cómo puedo hacerlo? ¿Cómo puedo recordar quién soy? ¿Cómo puedo reconstruirme y reinventarme? … la respuesta siempre puedes hallarla en tu interior, date el permiso de volverte a escuchar, de volverte a observar de volverte a sentir; para hacerlo, puedes intentar quedarte en silencio y escuchar lo que tu voz interior tiene para decirte, esa voz que está conectada tu corazón, y que con su latir se convierte en esa brújula interior que te guía, que te ayuda a encontrarte, a reconocerte, a reconstruirte, y a reinventarte.

En visión integral te ayudamos a tomar consciencia de ti mismo para que aprender a reconocer el valor intrínseco que hay en ti.

Laura Coy Molina 

Psicóloga Integral

Contáctanos

3222105 - 3012205434

www.visionintegral.org

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..