Recuerdos de vidas pasadas

Los recuerdos de vidas pasadas, son también llamados experiencias kármicas, se dan en estados no ordinarios de consciencia y consisten en una serie de vivencias que ocurren en otros períodos históricos. Revivir estos recuerdos genera una fuerte emocionalidad ya que muestran con gran detalle los protagonistas, los escenarios y las circunstancias históricas que son personales y que tienen que ver con una vida anterior, aunque independientemente si esto constituye o no una evidencia sobre el fenómeno de la reencarnación, trae a la consciencia aspectos psicológicos importantes con una posibilidad de transformación profunda.

De acuerdo a la ley del Karma, lo que vivimos en nuestro presente, está íntimamente relacionado con los méritos y las deudas que tenemos de nuestras vidas anteriores, y a la vez, nuestras acciones actuales, influyen en futuras reencarnaciones.

Para apreciar la importancia psicológica de las experiencias de vidas pasadas, es importante reconocer su potencial terapéutico y transformador, ya que brinda la posibilidad de explicar muchos aspectos de la vida, que muchas veces pueden ser incomprensibles en la cotidianidad; algunas dificultades relacionales, miedos aparentemente inexplicables, problemas emocionales y psicosomáticos pueden tomar sentido y desaparecer luego del surgimiento de recuerdos de una vida pasada. Estos recuerdos también pueden convertirse en una emergencia espiritual cuando se acercan a la consciencia pero no se manifiestan por completo tienen un profundo impacto en la psique y generar problemas físicos y emocionales que se experimentan fuera de contexto y pueden parecer incomprensibles e irracionales perturbando el funcionamiento de la personal en la cotidianidad.

Bibliografía:

Basado en el libro "La tormentosa búsqueda del Ser: Una guia para el crecimiento personal a través de la emergencia espiritual"

Stanislav Grof