ENEATIPO 9: EL PACIFICADOR

Humildes, confiados y estables.

Son afables, bondadosos, se acomodan con facilidad y ofrecen su apoyo, pero también pueden estar demasiado dispuestos a transigir con los demás para mantener la paz. Desean que todo vaya sobre ruedas, sin conflictos, pero tienden a ser complacientes y a minimizar cualquier cosa inquietante. Normalmente tienen problemas de pasividad y tozudez. En su mejor aspecto, los Nueve sanos son indómitos y abarcadores; son capaces de unir a las personas y solucionar conflictos.

Descripción

Son personas que anhelan sentirse tranquilos y en armonía, suele evitar toda clase de conflictos, cuando se encuentran en medio de uno intentan alejarse. Suelen tener una visión optimista de la vida, restándole importancia a los aspectos dolorosos de la vida. Tiene dificultad para profundizar en sí mismo, para reconocer que es lo que quieren y desean para ellos mismos. Sustituyen el ser por el hacer, evitando mirar hacia adentro. Desean permanecer en un estado interno de calma y en un contexto tranquilo. Suelen ser mediadores entre los demás. Tiene facilidad para adaptarse a las situaciones y dificultad para poner sus propios límites; se olvidan de sí mismos para sentirse tranquilos en los diferentes ambientes. Nunca satisfacen sus necesidades y se resignan a ello. Tienden a evitar los conflictos tanto internos como externos y adoptan un enfoque optimista de la vida. Ocasionalmente pueden llegar a manifestar su ira con una actitud pasivo-agresiva, que en algún momento se puede convertir en una tristeza a la cual no es expresada. Suelen identificarse con sus seres queridos y perder de vista sus propios intereses.



Miedo básico: El conflicto.

Temen la confrontación, enfrentar sus problemas y se les dificulta poner límites.


Cualidad perdida:

La capacidad de desarrollar su potencial y marcarse metas ambiciosas.


Deseo básico: Sentirse en paz.

Aprecian un estado anímico donde predomine la tranquilidad.


Distorsión del deseo:

Deseo de estar en paz que genera negligencia.



Imagen ideal: Estar en paz.

Se perciben a sí mismos como pacíficos y tranquilos.


Motivaciones Clave:

Quieren apoyar a los demás en el logro de sus metas. Son serviciales y muy tranquilos.


Trampa: Paz.

Argumentan y justifican su actitud en el nombre de la paz y la tranquilidad.


Fijación: Indolencia.

Resignación ante la vida. Racionalización y argumentación de su sobreadaptación al medio, sin tener en cuenta sus necesidades.



Mensaje del superyó:

«Vales o estás bien mientras los que te rodean sean buenos y estén bien».


Pasión: Pereza.

Hace referencia a la dificultad para mirarse a sí mismo y tomar consciencia de sus auténticos deseos.


Virtud: Acción esencial.

Conexión con sus propias necesidades, trabajar en su desarrollo personal. Mirar hacia adentro y ocuparse de sí mismo.


Estilo para hablar:

Monólogo, sagaz.

Dentro de sus características podemos encontrar:

  • Dificultad para poner su atención en sí mismos.
  • Resistencia al cambio.
  • Mediación en los conflictos de los demás.
  • Practicidad.
  • Adaptación a las diferentes situaciones.
  • Simplificación de las cosas, evaden la complejidad.
  • Liderazgo poco visible.
  • Jovialidad y disfrute.
  • Sensatez y sentido común.

En la infancia

Muchos Nueve dicen que tuvieron una infancia feliz, pero eso no siempre es así. En los casos en que hubo más problemas, los niños Nueve aprendieron a arreglárselas disociándose de las situaciones o incidentes amenazadores y traumáticos y adoptando el papel de pacificador o mediador durante los conflictos familiares. Aprendieron que la mejor manera de mantener la armonía en la familia era «desaparecer» y no causar problemas a nadie; que si no eran exigentes y tenían pocas expectativas, serían capaces de protegerse y al mismo tiempo tranquilizar a sus padres. Crecen con la idea de que no estaba permitido tener necesidades, hacerse valer, enfadarse ni crear dificultades a sus padres. En consecuencia, nunca aprendieron a hacer valer su voluntad ni a realizarse independientemente de sus padres y otras personas importantes. Estas personas podrían dejarse llevar por fantasías y centrar la atención exclusivamente en lo que haya de positivo y apacible en su entorno, aunque después esto resulte haber sido sólo ilusión.

SUBTIPOS DEL ENEATIPO 9:

CONSERVADOR:

Son personas con la necesidad de realizar muchas actividades para no conectar con sus necesidades básicas, dejando de lado su mundo emocional. Procuran permanecer en un estado de relajación interior evitando todo lo que les saque de dicho estado, tiene su propio ritmo y su propia filosofía de vida; no le dan espacio a la incomodidad y al sufrimiento buscando actividades que los aleje de sí mismos. Tienden a reducir expectativas de la vida para no desilusionarse. Les cuesta enfadarse con los demas, y decir no.

Los 9 Conservadores Sanos pueden:

Saben lo que quieren de la vida y se enfocan en ello para conseguirlo. Afrontan las dificultades y confrontan a los que desean aprovecharse de su bondad.

Los 9 Conservadores Insanos pueden:

Evadir sus propias necesidades, llegar a ser consumistas, tomar el camino fácil, creer que lo más importante es mantener una vida cómoda y una mente tranquila.

SOCIAL:

Son personas que buscan una sensación de bienestar a través la conexión social y de amistad, para ellas es indispensable hacer parte de un grupo. Son sociables, extrovertidos y alegres; activos y orientados a las tareas. Les gusta trabajar en pro de los demás, olvidando sus propias necesidades. Los conflictos en el grupo suelen ser fuente de dolor, les cuesta decir no y pueden llegar a fundirse con el grupo. Tienden a ser los mediadores entre los miembros del grupo.

Los 9 Social Sanos pueden:

Participan activamente en los grupos disfrutando de estos, trabajan en pro de los demás sin dejar de lado sus necesidades.

Los 9 Social Insanos pueden:

Pierden su identidad y toman la identidad del grupo, olvidando sus propias necesidades.

SEXUAL:

Son personas con tendencia a generar bienestar uniéndose al otro, generando una entrega total olvidándose de sus propios deseos; esta sensación es mucho más que una adecuación, es una tendencia a la fusión con el otro, en la que viven su vida a través del otro y descuidando sus propias necesidades. Suelen idealizar al otro y ser celosos. Son leales, dulces y emotivos, algunos temen quedarse solos, por esto pueden estar en una constante búsqueda de personas que complementen su vida.

Los 9 Sexuales Sanos pueden:

Promover un sentido de conexión profunda con quienes se relacionan y procuran su felicidad y la felicidad del otro.

Los 9 Sexuales Insanos pueden:

Sentirse perdidos encontrar su identidad fusionándose con el otro sin conectar con sus verdaderas necesidades.

Idea locas

No puedo decir “no” a los que me necesitan y piden favores.

Ser egoísta es malo. Lo mío no tiene tanta importancia ni valor.

Necesito ocuparme y estar activo para no tener tiempo de mirar adentro.

No tengo derecho a hacer lo que quiero porque puedo molestar a los demás.

Tengo que adaptarme y hacer lo que los demás quieren para que me reconozcan y estén conmigo.

Hay que agradar a los demás y estar pendiente de ellos para que me te quieran. Si no agrado me rechazan.

Tengo que cuidar, ayudar y sacrificarme por los demás para que me quieran.

Tengo que hacer bien las cosas y ser complaciente.

Idea Sanas

Puedo ser congruente y manifestar mis emociones y mis deseos.

Mis necesidades son tan importantes como las de los demás y satisfacerlas es lo natural, no es egoísta.

Puedo ayudar a los demás y ser útil cuando lo sienta y no de forma automática.

Es importante cultivar el amor por uno mismo, los demás y la naturaleza.

La conexión con mi cuerpo y mis emociones es básica para mi crecimiento.

No tengo porque complacer siempre a los demás, puedo hacer lo que quiera.

Se puede ser bueno y ayudar a los demás pero teniendo más en cuenta la propia felicidad en lugar de olvidarse de sí.

Es normal enfadarme y decir lo que me gusta y lo que no me gusta. Tengo derecho a hacer lo que quiera.

ENEATIPO 9 EN LAS RELACIONES

Son personas que en sus relaciones están dispuestas a dar y a hacer cosas por el otro, buscando hacer lo que creen correcto y en ocasiones para cumplir un rol. Posiblemente en su infancia les hizo falta amor y buscan llenar su carencia proyectando su necesidad en el otro. Muchas personas con este rasgo de personalidad expresar el amor hacia si mismo buscando la comodidad en el consumo.

Señales de alerta

  • Negación de problemas graves de salud, económicos o personales.
  • Obstinación y resistencia prolongada a aceptar ayuda.
  • Bloqueo y represión generalizada de la percepción y la vitalidad.
  • Sensación de incapacidad y negligencia general.
  • Dependencia de otros; se dejan explotar.
  • Depresión crónica e insensibilidad emocional (anhedonismo).

Prácticas para el desarrollo

 Aprende a discernir entre la humildad verdadera y la tendencia a subvalorar tus capacidades. Piensa que cuando estás verdaderamente conectado contigo mismo tienes todo el poder y la capacidad que necesitas para cualquier situación que se te presente.

  Aprende el valor de la palabra no. Es muy natural que no desees desilusionar a los demás, pero cuando te propongan algo que te desagrada, es mejor exponer las dudas de inmediato en lugar de aceptar en silencio y lamentarlo después.

  Aprende a reconocer lo que deseas de una situación. Con frecuencia estás tan ocupado tomando en consideración las posiciones y puntos de vista de los demás que tiendes a desatender los tuyos.

  Invierte tiempo y energía en desarrollarte tú y desarrollar tus talentos. Hay muchas formas agradables y válidas de pasar tu tiempo, divertirte o estar con amigos y seres queridos, pero no te defraudes a ti mismo descuidando tu desarrollo.

  Observa si te estás imaginando una relación con alguien en lugar de relacionarte verdaderamente con esa persona. Para la mayoría no es muy satisfactorio estar sentado contigo en un sofá mientras tú sueñas despierto sobre una acampada.

  Aprende a reconocer y a procesar tu rabia ya que solamente mediante la rabia conectarás con tu poder interior, pues es el combustible que quemará tu inercia. Si sientes rabia, está bien decir a las otras personas que estás dolido con ellas.

PREGUNTAS DE AUTO – OBSERVACIÓN

¿En qué oportunidades has considerado que tu opinión no vale? ¿Esto ha sido porque te lo manifiestan o es una construcción en el orden de tus pensamientos?

¿Cómo sientes la rabia? ¿En qué parte del cuerpo se registra con más fuerza?

¿Cuánto tiempo inviertes semanalmente en potencializar tus habilidades y capacidades?

¿Para ti qué es el autosabotaje? Entre lo que se vino a tu mente, ¿Identificas algo de lo que pensaste en tu vida?

¿Cómo canalizas tu rabia?

Pide tu cita aquí

Bibliografía:

Jordi Pons. (2017). Eneagrama . 01/03/2019, de Psicologo-Barcelona Sitio web: https://www.psicologo-barcelona.cat/#jordi

Don Richard Riso & Russ Hudson. (1999). La sabiduria del Eneagrama . España: Urano.