ENEATIPO 8: EL DESAFIADOR

Poderosos y dominantes.

Las personas tipo Ocho son seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, también resultan orgullosas y dominantes; piensan que deben estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. Normalmente tienen problemas para intimar con los demás. En su mejor aspecto, los Ocho sanos se controlan, usan su fuerza para mejorar la vida de otras personas, volviéndose heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos.

Descripción

Son personas intensas, fuertes, duras, decididas, prácticas y enérgicas. Son capaces de abordar las confrontaciones de frente. Se sienten fuertes para conseguir todo lo que desean en la vida. Suelen dominar y controlar su vida, sintiendo que son dueños de su destino, así mismo buscan controlar a los otros para no sentirse controlados. Les incomodan las relaciones jerárquicas, rechazan los sentimientos de ternura, de tristeza y de impotencia. Se les dificulta establecer relaciones interpersonales porque para ellos esto implica vulnerabilidad emocional; pueden llegar a tener un lado sentimental, pero no lo muestran porque temen a la debilidad. Son proclives a la ira y pueden llegar a ser agresivos e intimidar a los que consideran débiles, siendo crudos y peligrosos.



Miedo básico:

Temen ser débiles, ser heridos o dominados por otros.


Cualidad perdida:

La capacidad de mostrar sensibilidad, compasión y ternura.


Deseo básico: Protegerse.

Decidir su camino en la vida, sentirse fuerte y salvador, ejercen su fuerza para defender a los más cercanos.


Distorsión del deseo:

El deseo de protegerse genera una lucha constante.



Imagen ideal: Tengo poder.

Se perciben a sí mismas como independientes y enérgicas con la capacidad de superar las dificultades de la vida.


Motivaciones Clave:

Quieren ser autosuficientes y dominar, no les gusta la debilidad.


Trampa: Justicia.

Actúan por justicia, defendiéndose del daño que han recibido desde la infancia. Luchan por sus intereses.


Fijación: Venganza.

Carácter castrador, sádico, explotador y hostil. Se toma la justicia por su mano en respuesta a dolor que sintió en su infancia.



Mensaje del superyó:

«Vales o estás bien si eres fuerte y estás al mando de tu situación».


Pasión: Lujuria.

Hace referencia a los excesos y a la intensidad con respecto a todo tipo de estímulos y actividades.


Virtud: Inocencia.

Recuperar la espontaneidad y soltar la dureza. Aprender a vivir en el amor, confiar en la bondad. Contemplar la vida sin prejuicios.


Estilo para hablar:

Con mando, imperativo.

Dentro de sus características podemos encontrar:

  • Sentimiento de venganza como justicia.
  • Negación de las necesidades de afecto.
  • Agresividad.
  • Exceso de emociones intensas.
  • Poca conciencia de los límites.
  • Sensación de lealtad a los suyos.
  • Cumplimieto de sus deseos a toda costa.
  • Oposición a las órdenes y a la autoridad.
  • Represión de su sensibilidad.
  • Reconocimiento del punto débil del otro para atacarlos.

En la infancia

Según nos han dicho, muchas personas tipo Ocho piensan que tuvieron que hacerse «adultos» a una edad temprana, tal vez para llevar dinero y colaborar en la casa. Es posible que se hayan criado en medio de un ambiente peligroso o que en su casa hubiera un adulto caprichoso o violento. En resumen, los Ocho tienden a madurar rápido, y los problemas de supervivencia son importantísimos para ellos, se hacen muy pronto la idea de que es arriesgado ser dulces o dóciles; consideran que es mejor no bajar la guardia, los adultos Ocho suelen decir que en su infancia sufrieron la fuerte sensación de haber sido rechazados o traicionados. Como cualquiera, desean ser amados, pero cuanto más rechazados eran, más endurecían el corazón. A veces los niños toman la «decisión» de endurecerse cuando se sienten traicionados por uno de los padres o por otrao adulto importante. También podrían haber sido víctimas de maltratos físicos o de abusos sexuales. Dado el enorme desequilibrio de poder entre los niños Ocho y quienes los trataron injustamente, poco o nada pudieron hacer al respecto, aparte de tomar la decisión de no permitir jamás que les vuelva a ocurrir eso.

SUBTIPOS DEL ENEATIPO 8:

CONSERVADOR:

Son personas que se caracterizan por satisfacer sus propias necesidades, enfocándose en ser independientes, creyendo que esto les proporciona poder, dominio y riqueza. Son duros, callados y territoriales, hace cosas buscando su propio beneficio, suelen ser agresivos en el contacto con el otro. Valoran más lo material que lo personal. Tienden a dominar a las personas mas cercanas y lo justifican creyendo que todo lo hacen por el bien del otro.

Los 8 Conservadores Sanos pueden:

Proteger a los suyos, ser generosos y procurar mantener el orden y la comodidad para todos.

Los 8 Conservadores Insanos pueden:

Ser muy territoriales, posesivos y agresivos; ver la vida como una lucha y creer que solo sobreviven los mas fuertes.

SOCIAL:

Se caracterizan por ser más simpáticos que los otros subtipos, buscan unirse a grupos en donde se revelan en contra del sistema y la norma, crean su propia justicia y la defienden, tienen a ser leales a su grupo y defenderlo y esperan lealtad de su parte. Pueden llegar a ser líderes y proteger a quienes consideran como débiles y dominarlos.

Los 8 Social Sanos pueden:

Proteger a las personas que son importantes para ellos. Ser defensores de sus creencias y su verdad y hacer justicia por defenderlas. Reconocen sus equivocaciones.

Los 8 Social Insanos pueden:

Anhelan el poder entre los grupos en los que se mueve; son sensibles al rechazo, a la falta de respeto y a la traición.

SEXUAL:

Se caracterizan por su tendencia a poseer cosas y personas. Son intensos, dominantes, desafiantes, controladores y rebeldes. Anhelan lealtad y estabilidad en sus relaciones, y los ponen a prueba a través de su dureza y agresividad para sentirse tranquilos. Buscan intensidad con sus relaciones de pareja, y disfrutan de las experiencias que les genera alta adrenalina. Pueden ser sentimentales y agresivos al mismo tiempo, tienen un comportamiento hipersexual y sin tabues. para ellos una relación es un pacto de protección hacia el otro.

Los 8 Sexuales Sanos pueden:

Tener una relación de igualdad con su pareja, sin la necesidad de controlar ni dominar. Mostrar su vulnerabilidad y ternura. Ser protectores y leales.

Los 8 Sexuales Insanos pueden:

Controlar y dominar a su pareja. Ser desconfiados y exigir lealtad. Ser posesivos, dependientes, abusivos, vengativos, sádicos.

Idea locas

Me duele que me quieran. Si me enamoro bajo la guardia y me dañan.

En este mundo hay que ser duro, fuerte y no tener miedo de enfrentarse a nadie.

El mundo es una jungla donde sólo los más fuertes sobreviven. Los débiles son despreciables.

Los buenos son hipócritas. Hay que saltarse la ley y las reglas, hay que trampear, la civilización es un engaño.

Si me tienen miedo me respetan. Cuando quiero algo lo tomo pasando por encima de quien sea.

Mejor no confiar ni creer en nadie para no sufrir engaños ni decepciones.

Idea Sanas

Puedo vivir y disfrutar del amor y la ternura como otros seres humanos.

Puedo ser importante para los demás sin necesidad de ser tan duro y autosuficiente.

Puedo ver y aceptar mi realidad y la de los demás, confiar y ser uno más, compartir de igual a igual sin ponerme por encima del otro.

La realidad se regula por si misma, no necesito castigar a nadie, vengarme o hacer justicia, existe la ley de causa y efecto.

Puedo ser vulnerable como los demás y dejar que me cuiden y me apoyen.

Se puede hacer justicia desde la compasión en lugar de actuar desde la venganza.

ENEATIPO 8 EN LAS RELACIONES

Sus relaciones afectivas se caracterizan por la intensidad, generalmente el impulso sexual reemplaza la intimidad en las relaciones de pareja. Son impositivos, invasivos, abusadores y explotadores. Niegan sus sentimientos de ternura y sus necesidades de amor, ya que creen que esto es una debilidad, con esta actitud fortalecen su independencia y autonomía. Se les dificulta asumir el compromiso con el otro, buscan frecuentemente el placer y el poder negando su necesidad de amor.

Señales de alerta

  • Sensación paranoide de ser traicionado por «su gente».
  • Creciente aislamiento y amargura.
  • Falta de conciencia y empatía; dureza e insensibilidad.
  • Episodios de ira, violencia y capacidad destructiva.
  • Planes de venganza y represalias contra «enemigos».
  • Considerarse «proscrito»; participación en comportamientos delictivos.

Prácticas para el desarrollo

 Nadie pondría en duda la pasión de un Ocho, y nadie sabe mejor que tú lo mucho que deseas, en el fondo, intimar con personas, pero sólo tú puedes aprender a dejar salir a la superficie esos sentimientos.

  No eres el tipo de persona que va por la vida autocompadeciéndose, pero si sufres, es importante que encuentres modos constructivos de sentir tus pérdidas y penas.

  Tómate algún tiempo de silencio para restaurar tu alma. Eso no significa mirar televisión, comer ni beber; de verdad dedica un tiempo a estar contigo mismo y a disfrutar de las cosas sencillas.

  Tal vez envías a las demás señales que los demás interpretan como rechazo tuyo, tanto debido a sus problemas como a tu actitud de protegerte. Esto nos lleva de vuelta al tema de la vulnerabilidad: los buenos sentimientos que deseas sólo llegarán en la media que permitas que lleguen.

  Comprende que no podrás librarte de las partes tuyas que no te gustan, debes aprender a estar contigo mismo y ser más consciente de lo que eres.

  El trabajo es importante, tu familia y amigos te necesitan y agradecen tus esfuerzos por apoyarlos y sostenerlos. Pero no vas a serles tan útil si te matas trabajando. Lo mismo vale si no moderas tus «vicios».

PREGUNTAS DE AUTO – OBSERVACIÓN

¿Qué tan frecuentemente te permites ser abierto a otros y experimentar la vulnerabilidad?

Analiza tu necesidad de intensidad. ¿De dónde procede? ¿Qué ocurriría si tú y tu vida fueran menos movidos?

¿Te fijas cuántas veces esperas no caer bien o piensas que debes comportarte de cierta manera para evitar el rechazo?

¿Crees que tienes un caparazón? ¿Qué pudo hacer que este apareciera?

¿Le permites a otros estar al cargo de situaciones o sueles empoderarte siempre del mando? ¿Es necesario?

Pide tu cita aquí

Bibliografía:

Jordi Pons. (2017). Eneagrama . 01/03/2019, de Psicologo-Barcelona Sitio web: https://www.psicologo-barcelona.cat/#jordi

Don Richard Riso & Russ Hudson. (1999). La sabiduria del Eneagrama . España: Urano.