ENEATIPO 2: EL AYUDADOR

Preocupadas y orientadas a los demás.

Son personas preocupadas y orientadas a los demás. Los Dos son comprensivos, sinceros y bondadosos; son amistosos, generosos y abnegados; pero también pueden ser sentimentales, aduladores y obsequiosos. Desean intimar con los demás y suelen hacer cosas por ellos para sentirse necesitados. Por lo general tienen problemas para cuidar de sí mismos y reconocer sus propias necesidades. En su mejor aspecto, el Dos sano es generoso, altruista y siente un amor incondicional por sí mismo y por los demás.

Descripción

Son personas que tienen una autoimagen positiva, incluso engrandecen dicha imagen. Su ideal más alto es el amor, son cálidos, emocionales y se interesan mucho en las relaciones interpersonales, anhelan ser amadas por su esfuerzo, poseen un alto sentido social, en el que buscan ayudar a los demás, dejando de lado sus necesidades. El servicio y la ayuda les permite sentirse bien consigo mismos, les gusta sentirse importantes y necesitados. En el fondo la intención de su ayuda es dar para recibir, pueden llegar a manipular y sentir que si se han sacrificado por los demás, estos deben hacer algo para compensarlo. Son personas que anhelan ser queridas y necesitadas y seducen al otro para obtener el amor que desea. Sobrevaloran su generosidad esperando recibir más de lo que dan. Al estar pendientes de los demás se olvidan de sí mismos y de sus necesidades lo cual produce desgaste físico y emocional.



Miedo básico: Sentir que necesita.

Temor de ser indigno, no ser amado y ahuyentar a sus seres queridos por reconocer sus necesidades.


Cualidad perdida:

La capacidad de contactar con sus propias necesidades, de reconocerlas y pedir ayuda.


Deseo básico: Sentirse amado.

Necesidad de sentirse especial, su valor lo encuentra mediante el amor del otro.


Distorsión del deseo:

El deseo de ser amado genera la necesidad de ser necesitado.



Imagen ideal: Yo ayudo.

El hecho de ayudar a los otros les genera una sensación de grandeza.


Motivaciones Clave:

Deseo de ser amados y sentirse necesarios para los demás, para conseguir que los demás respondan ante ellos.


Trampa: Servicio.

Argumento de que sus actos son acciones altruistas para el otro.


Fijación: Sobreabundancia.

Racionalización de su orgullo, es decir argumentan su sensación de grandeza.



Mensaje del superyó:

«Vales o estás bien si eres amado por los demás y eres amigo de ellos».


Pasión: Orgullo.

Exaltación de su propia valía, tienen a considerarse mejor que los demás. Niegan sus necesidades por ayudar a los otros.


Virtud: Humildad.

Reconocer sus necesidades, su propia verdad evitando la inflación de su propia imagen.


Estilo para hablar:

Haciendo alarde.

Dentro de sus características podemos encontrar:

  • Creencia de que solo son vistos si son “maravillosos”.
  • Libertad, espontaneidad, sensualidad.
  • Sensación de superioridad por encima del bien y del mal.
  • Tendencia a hacer todo lo que necesiten los demás.
  • Necesidad de sentirse importantes y libres.
  • Sensación de que es un privilegio que los demás se relacionen con ellos.
  • Mentalidad caótica.
  • Confusión entre satisfacción y deseo de amor.
  • Confusión entre deseo y necesidad.
  • Justificación en el amor.

En la infancia

Durante su infancia, los Dos llegaron a creer tres cosas: La primera, que debían anteponer las necesidades de los demás a las suyas; la segunda, que debían dar para recibir; y la tercera, que debían ganarse un lugar en los afectos de los demás, porque el afecto sencillamente no era algo que se regalara. Según el grado de conflicto que hubiera en su entorno, también aprendieron que reconocer sus necesidades era una forma de egoísmo, y eso estaba estrictamente prohibido, y para mantener el papel de sustentadores deben mantener esta represión. Cuando lo consiguen, les cuesta cada vez más reconocer sus necesidades y sufrimientos, y se sienten automáticamente atraídos por las necesidades y sufrimientos que ven en los demás. En un plano psicológico profundo, tratan de remediar en los demás los sufrimientos que son incapaces de reconocer en sí mismos.

SUBTIPOS DEL ENEATIPO 2:

CONSERVADOR:

Las personas con este rasgo prefieren recibir mas que dar, es altamente emocional, con tendencia a considerar que son merecedores de un trato diferente y especial. Manipulan y seducen desde una actitud más infantil. Suelen sentir que obtendrán el amor de los otros dándoles lo que creen que necesitan. Se les dificulta pedir directamente a los demás lo que necesitan al no recibirlo pueden enojarse y expresarlo con gran facilidad. Sienten que tienen derecho a un trato especial por lo que hacen por los demás. Tienden a compensar los sentimientos de soledad y rechazo con objetos materiales y/o comida.

Los 2 Conservadores Sanos pueden:

Ser cariñosos, cuidadosos, atentos y generosos. Ayudar a los demás sin esperar nada a cambio y generar un equilibrio entre sus necesidades y las de los otros.

Los 2 Conservadores Insanos pueden:

Tener dificultad en pedir lo que necesitan directamente. Sentir que tienen el derecho a satisfacer sus necesidades esperando que los otros les den lo que necesitan .

SOCIAL:

Son personas que tienen a cuidar su imagen pública, son sociables, alegres y disfrutan mucho de sus interacciones sociales. Se sienten amados cuando sienten que ocupan un lugar importante en la vida de las personas cercanas. Suelen hacerse sentir indispensables para las personas de los grupos a los cuales pertenecen. Anhelan destacar en la sociedad, hacer algo importante para sentirse reconocidos. Tienden a rodearse de personas reconocidas y exitosas.

Los 2 Social Sanos pueden:

Esforzarse a favor de las causas sociales, por los otros y por si mismos. Con habilidades para las relaciones interpersonales.

Los 2 Social Insanos pueden:

Tener miedo de no ser importantes y se esfuerzan para obtener reconocimiento..

SEXUAL:

Tienden a ser muy seductores, no soportan ser rechazados y antes de sentirse así prefieren rechazar. Buscan ganarse a toda las personas que le importan a través de darles lo que necesitan y por medio del elogio, se centran en sus necesidades e intereses. Se sienten amados cuando generan relaciones estrechas, viven de manera intensa su vida amorosa y confunden el amor con el deseo provocando deseo en el otro para alimentarse de él. En ocasiones prometen más de lo que pueden dar.

Los 2 Sexuales Sanos pueden:

Intuir y conocer los intereses de los demás, acercarse e intimar con las personas. Interpretar positivamente el lenguaje no verbal del otro.

Los 2 Sexuales Insanos pueden:

Ser capaces de hacer lo que sea para ganarse al otro. Temen ser rechazados y ocultan sus necesidades.

Idea locas

Como soy especial y mejor que los demás merezco su amor y valoración.

No tengo derecho a hacer lo que quiero porque puedo molestar a los demás.

Yo siempre tengo mucho amor para dar.

El amor es lo más importante en esta vida.

Los que me contradicen o me juzgan no me quieren.

Tengo que ser importante para ser feliz porque me lo merezco.

Si me quieren tienen que mirarme, satisfacer mis caprichos y adivinar lo que quiero.

Si alguien me quiere tengo que ser lo más importante para él o ella y debe estar siempre disponible para mí.

Idea Sanas

Es mejor aceptar y reconocer los propios límites y ser uno más.

No necesito hacer tanto esfuerzo para seducir y atraer a todo el mundo.

Yo tambien necesito, puedo pedir y reconocer mi carencia.

Puedo entregarme a la experiencia y aceptar lo que la vida me trae.

Puedo confiar en que las cosas fluyen de manera natural sin tener que manipular la realidad.

El amor es importante pero también lo es la sabiduría, la creatividad y otros valores.

Puedo aceptar que unas personas me quieran y otras no.

Puedo aceptar el dolor y el placer.

ENEATIPO 2 EN LAS RELACIONES

Son personas amorosas aunque esto no quiere decir que tengan la capacidad de amar profundamente. Se caracterizan por una inestabilidad amorosa y una superficialidad de sus emociones que tienden a ser intensas. Anhelan vivir sus relaciones apasionadamente, cuando esto no se da se decepcionan fácilmente y buscan otras relaciones para satisfacer su necesidad de sentirse amados. Suelen ser generosos y dadores de amor, sin esperar nada a cambio aparentemente, pero en realidad exigen al otro que les den mucho amor, inconscientemente esperan recibir mucho más de lo que dan.

Señales de alerta

  • Tendencia extrema al autoengaño.
  • Actuar con la sensación errónea de tener derecho.
  • Episodios de manipulación y coacción a los demás.
  • Episodios de amor obsesivo desproporcionados con la edad o la posición.
  • Pruebas de agresividad reprimida expresada de modo inapropiado.
  • Síntomas físicos de problemas emocionales (Somatización).

Prácticas para el desarrollo

 No te preocupes tanto por caerle bien a todo el mundo ya que, hagas lo que hagas, siempre habrá alguien a quien no le agrades, es más importante que pienses detenidamente lo mejor que puedes hacer por alguien en el momento y dejarlo así.

 Muchas personas no son tan efusivas como tú a la hora de expresar sus afectos, aprende a reconocer su modo de expresarlo y esto te ayudará a estar más tranquilo.

 Tu soberbia compensa algo: un temor subyacente de no valer, de que nadie te desea o quiere. Trabaja en ella, observando primero las muchas formas en que se manifiesta, congraciarte con ser consciente de que eres amado puede disolver esta soberbia.

 Debes establecerte límites para no involucrarte demasiado en los problemas de los demás, no significa negar una ayuda, sino no perder el contacto contigo mismo y tus intereses. Si sabes respetar tus límites, diciendo no cuando necesitas hacerlo, será menos probable que invadas los límites de los demás. Esto te favorecerá unas relaciones más felices con todo el mundo.

 Sé consciente cuando halagues a otros, los sentimientos sinceros por los demás son tus regalos, pero la falsedad y los halagos excesivos pueden minarlos.

  Sueles dar demasiado para luego arrepentirte, por ello debes ser honesto respecto a porqué haces lo que haces por otros, ¡cuestiónate escuchando tu cuerpo y corazón!

PREGUNTAS DE AUTO – OBSERVACIÓN

¿Suelo presentar dolencias corporales cuando mi mente no se encuentra tranquila?

¿Cuándo sé que es sano (para mí y para otro) dejar de dar tanto?

¿Podría ser más honest@ conmigo mism@?

¿Qué tanto te afecta si tus amig@s planean algo sin ti? ¿Es esto necesario?

¿Qué situaciones me llevan a ser una persona obsesiva, controladora y celosa? ¿Lo puedo evitar?

¿Tengo claros y respeto mis límites y los de las personas que me rodean?

Pide tu cita aquí

Bibliografía:

Jordi Pons. (2017). Eneagrama . 01/03/2019, de Psicologo-Barcelona Sitio web: https://www.psicologo-barcelona.cat/#jordi

Don Richard Riso & Russ Hudson. (1999). La sabiduria del Eneagrama . España: Urano.