Problemas cerebrales

Cuando se realiza un mapeo cerebral se logra apreciar el flujo de la actividad eléctrica y los patrones de la misma, estos juegan un importante rol en nuestros estados emocionales, desempeño cognitivo y comportamiento. A continuación se explicará y profundizará en uno de los problemas cerebrales más comúnmente encontrados y las diferentes categorías que lo componen.

Inestabilidad

Hace referencia a un desequilibrio en el Sistema Nervioso Central respecto los niveles de activación del Sistema Nervioso Simpático vs los niveles de inhibición del Sistema Nervioso Parasimpático en el Sistema Nervioso Autónomo (SNA).

La función primaría del SNA radica en controlar la actividad inconsciente de los órganos, manejando la homeóstasis del medio interno para adecuarlo a los requisitos y cambios del medio externo (Ángel José Chú Lee, 2015).

Este se compone de dos sistemas los cuales tienen diferentes funciones:

Sistema nervioso simpático: prepara el organismo para la actividad

Sistema nervioso parasimpático: producción y restablecimiento de la energía corporal

Teniendo en cuanta lo anterior, es preciso entrar en materia respecto a las características de este problema cerebral. Es usual que este tipo de inestabilidad se presente cuando las personas viven prolongados periodos de estrés y como respuesta a este el sistema límbico (centro emocional), aumenta su demanda energética junto con una mayor activación del SNA (que hace las veces de regulador interno). Esto tiene como resultado que la persona experimente cambios en su estado anímico y emocional, drenando la energía del sistema nervioso y dejando una menor disponibilidad energética para todas las funciones mentales y físicas que se tengan en el momento, se podría decir que es el típico caso de Burn out.

Las porciones simpática y parasimpática del SNA están constantemente tratando de equilibrarse y regularse mutuamente. Muchos síntomas pueden estar relacionados con la sobre regulación que se produce cuando este proceso se vuelve demasiado lábil, por ejemplo: Síndrome del intestino irritable, migrañas, ataques de pánico y algunos tipos de asma. En efecto, la parte parasimpática está tratando de calmar a la simpática y una "recesión" se produce cuando el simpático intenta reajustarse.

Los síntomas están asociados con tener la energía bloqueada en la teoría del sistema de órganos taoísta y su relación con las emociones, también pueden correlacionarse a menudo con las fases de desarrollo de los chakras y sus atributos psico-espirituales.

Síntomas

  • Problemas de sueño y digestión, intolerancia a la temperatura, dolor.
  • Migrañas, intestino irritable, terrores nocturnos, sonámbulo.
  • Trastornos autoinmunes, asma, hipoglucemia (hígado).
  • Ataques de pánico, bipolaridad, ansiedad, depresión, PTSD.
  • Bajos niveles de energía, bajo enfoque, baja concentración.
  • Fibromialgia.

De esta categoría de problema cerebral, se encuentran clasificados tres subtipos, cada uno con diferentes características:

1. Desconexión

La persona presenta una desconexión de sus recuerdos y su contenido emocional, lo cual se puede generar a partir de experiencias tempranas que involucren: abandono, negligencia, abuso y vivencias traumáticas. Este cerebro evita conectar la información de la memoria emocional del hemisferio derecho con la memoria declarativa del hemisferio izquierdo, ocasionando que el hemisferio derecho sobre reaccione en respuesta a la experiencia negativa sin balance en el lado izquierdo. Esto afectara las respuestas que la persona tenga frente a una experiencia ordinaria o positiva, combinada con una tendencia a la reacción excesiva y regresión emocional a las experiencias percibidas negativamente - especialmente aquellas que desencadenan los sentimientos y temores relacionados con los eventos traumáticos muy tempranos. Lo anterior produce un estado de alerta generalizado y a menudo conduce a un patrón protector de estar desconectado de las emociones (o respuestas regresivas emocionales inapropiadas) y fluctuaciones de ansiedad y/o depresión. Personas con Trastorno Reactivo de Apego y Disociación psicológica pueden presentar esta característica en su EEG.

Síntomas

  • Respuestas emocionales planas o regresivas.
  • Historial de abuso.
  • Disociación.
  • Ansiedad.
  • Depresión.

2. Bloqueo

El sistema límbico se sobrecarga y esto se relaciona con material emocional inesperado y sin sentido. El sistema de la línea media prefrontal-frontal (corteza orbito-frontal/ganglio basal/giro cingulado), trabaja excesivamente para evitar que el material emocional alcance la conciencia, ocasionando que la persona bloquee recuerdos y contenido emocional. El área cerebral del giro cingulado regula y filtra la entrada de otras áreas del cerebro y cuando éste mecanismo es desafiado debido a algún tipo de entrada emocional indeseable y abrumadora, el cerebro intentará evitar la emoción involucrándose en un pensamiento de bucle sin fin; este patrón en el EEG es frecuente en personas con Trastorno obsesivo compulsivo, conductas adictivas y fóbicas.

Al involucrarse en estos patrones de pensamiento y comportamientos, el área cingulada (centro de atención ejecutiva) está tratando de bloquear o reducir la emoción no deseada. Es por eso que muchas personas que tienen este tipo de síntomas, informarán que sus comportamientos son un intento de encontrar algún tipo de alivio emocional y / o evitar sentir por completo.

Síntomas

  • Tendencia a intelectualizar las emociones.
  • Pensamiento obsesivo.
  • Comportamientos compulsivos (Anorexia, bulimia).
  • Tendencia a la adicción.
  • Fobias.
  • Tendencias Obsesivas / Compulsivas.

3. Inversión

Las funciones cerebrales están fuera de equilibrio, por lo cual, hay un uso ineficaz de la energía en el cerebro, así mismo se da una coordinación y comunicación improductiva entre los lados del cerebro izquierdo/derecho y/o delantero/trasero. Esta combinación es un gran escurridor de energía ya que el sistema límbico se encuentra en sobre marcha y esto es comúnmente relacionado con problemas de estrés. Estas personas a menudo se muestran muy productivas, exigentes de sí mismas y de los demás, trabajando largas horas y luego de vez en cuando, a menudo tienen un patrón de sueño de dormirse con facilidad, pero despertarse después de una hora o unos pocos minutos y no son capaces de dormir de nuevo. Es probable que se genere una sensación de energía de procesamiento insuficiente en relación con la energía de conciencia contextual.

Síntomas

  • Problemas emocionales, ansiedad, depresión.
  • Carácter impulsado.
  • Trastornos de sueño.
  • Estallidos de enojo con rencores.
  • Procesamiento de problemas.

Estas dificultades previamente mencionadas pueden tratarse el uso de Neurotecnologías y técnicas como el Neurofeedback, donde protocolos de entrenamiento específicos regularan el flujo de la actividad eléctrica cerebral, condicionándola y mejorando así el funcionamiento del Sistema nervioso Autónomo, que en última instancia tendrá como efecto la disminución de los síntomas y un funcionamiento energético balanceado.

Pide tu cita aquí

Bibliografía

Ángel José Chú Lee, S. C. (2015). Anatomía y Fisiología del Sistema Nervioso. Ecuador: Utmach.

Mohlman, E. (2004). Neurofeedback Therapy - Handbook for the practitioner.