Lóbulo occipital

Se encuentra ubicado en el área posterior de la corteza cerebral y se conoce como la primera fase del procesamiento visual en el ser humano. En él se encuentra la corteza visual primaria (V1) y la corteza visual secundaria (V2) las cuales se encargan en primera instancia, de recibir y procesar la información que entra por nuestra retina (color, forma, movimiento), detectando esquemas generales que llegan de nuestros ojos, para después transferirlos a diferentes áreas del lóbulo occipital y que este contenido tenga un análisis más minucioso e igualmente, se traslada y recibe información a otros sitios.

También se hallan las áreas V3, V4 y V5, donde se recibe información de las estructuras anteriores de la corteza.

En total, de lóbulo occipital proceden tres sistemas visuales:

Ventral:

conectado con el lóbulo temporal, concerniente con el reconocimiento de estímulos.

Dorsal:

conectado con el lóbulo parietal, el cual procesa el movimiento en el espacio.

Medial:

conectado con la circunvolución temporal superior, integrando las funciones de las vías dorsales y ventrales.

Dado lo anterior, podemos relacionar contenido visual con estructuraras que están implicadas nuestra memoria, percepción, atención y demás aspectos que nos ayudarán a integrar y producir una respuesta o acción a cada estimulo estímulo.

Cuando este sufre lesiones es probable que se presente alguna de las siguientes dificultades/patologías:

Ceguera cortical: es una consecuencia de una lesión bilateral en el lóbulo occipital y así los ojos funcionen bien, la persona no puede reconocer los objetos ni el color, también ve de formas difusas.

Alucinaciones visuales: de la misma manera, se puede producir por una lesión en el lóbulo y se pueden llegar a alterar la forma, tamaño y color de los objetos.

Epilepsia: estudios han comprobado que, a raíz de un estímulo de luz muy intenso como un flash, se puede experimentar un ataque epiléptico a debido a una sobre estimulación de las neuronas en el lóbulo.

¿Cómo puede el entrenamiento cerebral mejorar mi calidad de vida?

Cuando utilizamos el Neurofeedback para entrenar el lóbulo occipital éste puede ser efectivo sobre los déficits del campo visual y el procesamiento visual, especialmente en personas con lesión cerebral. Se han encontrado mejorías en personas con: campo visual restringido, dificultades en la percepción de la profundidad, visión doble y sensibilidad visual. Aunque no se ha comprobado con precisión porque, en algunos caso se ha encontrado alivio emocional cuando se entrena en esta área.

¡Conoce más de tu cerebro y las posibilidades que tienes a tu alcance para tratar síntomas, potencializar tus habilidades y mejorar tu calidad de vida con un Diagnóstico Integral!

Pide tu cita aquí